miércoles, 12 de junio de 2013

Pinchar en hueso


O sea: ¿Jasón no saja eso?
No, sajan a Jasón.

[AJR, 6:18; 4:13;  Palíndromos ilustrados, 22, 23]

***
Los espectaculares efectos especiales de Jasón y los argonautas (1963), película de Don Chaffey, se deben a Ray  Harryhaussen, uno de los grandes maestros del tipo de animación conocido como stop motion, recientemente fallecido. 
In memoriam.

3 comentarios:

Antonio del Camino dijo...

¡Sajón sajado! ¡Quién lo dijera!
¡Y qué bien cuadra la sajadera!

(Guiño cómplice).

Excelente y original homenaje.

Abrazos.

Alfredo J. Ramos dijo...

Gracias, Antonio, por seguir el juego (y por el acento sajón). Tenía la escena de los esqueletos guardada desde el día de la muerte de Harryhaussen y quería rendirle un homenaje, también por aquel Gulliver que tanto me gustó de pequeño. Pero se acumulan los envites y, además, con tanto muerto notable y tanta necrológica, uno corre el riesgo de que se le ponga cara sepulturero. Así que me puse a explorar por la vía leve de la doble ruta y eso es lo que quedó, tras dejar por el camino otras opciones como: O LID ÓSEA ESO, ¡DILO! [AJR, 5:14], e incluso la más alambicada: ¡NI LE VEO! ¡LID ÓSEA! JASÓN NO SAJA ESO. DILO, EVELIN. [11:38]. Las guardaré, si acaso, para mandárselas a Carbajo.
Un abrazo.

Antonio del Camino dijo...

Hay que ver, uno se vuelve disléxico y no se entera: "Sajón" ¡Manda güevos!

Abrazos.