domingo, 31 de octubre de 2010

Tumba


Devana sombra en su telar la noche
y el viajero avanza entre la niebla. 
Las cosas mueren sus pequeñas muertes
bajo el silencio de la luz. El mundo 
huele a tormenta y a desván cerrado.  

Cierro la puerta. Tomo el libro. Leo. 

Por las palabras cada objeto tiene 
la doble vida de su ser sin cuerpo, 
grutas que el aire esculpe en la memoria. 
La noche, ahí fuera, es resbaladiza. 
Dentro se escucha una respiración. 

De vanas sombras, de deseos locos, 
se llena el día. 
Sigue, viajero, 
no te detengas. Y mantén la calma.




Lápida de la tumba de W. B. Yeats en el cementerio de Drumcliffe, 
condado de Sligo (Irlanda).
Foto AJR

11 comentarios:

Antonio del Camino dijo...

Maravilloso poema, Alfredo (soneto en verso blanco, hábilmente camuflado en su estructura), en el que Yeats respira. Tanto los primeros versos como el final, a mi juicio, para enmarcar.

Un abrazo.

Lily dijo...

Maeztro...

Disfruto leyendo todo lo que escribe, en prosa o verso, por lo que dice y por lo que deja a la interpretación del lector...

Un abrazo,
Lily

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Emocionante recuerdo a Yeats en esta noche de Todos los Santos. Gracias por el hermoso poema.

Juan Manuel Macías dijo...

Precioso poema, Alfredo. Me ha gustado mucho, especialmente, ese "...el mundo/huele a tormenta y a desván cerrado".
Enhorabuena, y gracias por compartirlo.
Abrazo.

moderrunner dijo...

Inspirador y precioso poema, Alfredo


...pude ver un dragónet (Salamanquesa) en la grieta de la aurora con sus patitas de fría goma.

Un abrazo

Olga Bernad dijo...

Me quedo con el final:
Sigue, viajero,
no te detengas. Y mantén la calma
.
Amén.

Isabel dijo...

"Por las palabras cada objeto tiene
la doble vida de su ser sin cuerpo"

¡Qué bello homenaje!

Navajo dijo...

Difícil mirar friamente la muerte, y casi más todavía la vida (la vivida, la por vivir). Sólo queda seguir, como dices, entre la niebla. ¿Alguna receta para mantener la calma?

Alfredo J. Ramos dijo...

Gracias, amig@s, por vuestra generosa lectura. Como veo además que cada un@ subrayáis distintas partes del poema, la lectura conjunta arroja un saldo verdaderamente gratificante. Sois muy amables. Abrazos.

virgi dijo...

Precioso.
Y "la noche, ahí fuera, es resbaladiza", aún más.

Un abrazo, gracias por el regalo de traerlo.

Alfredo J. Ramos dijo...

Gracia a ti Virgi, por la lectura, por el adjetivo y por el subrayado. Besos.