martes, 8 de octubre de 2013

El «crítico» Montoro


Habló Montoro, el Cítrico, de cine.
Dictó sentencia con su vocezuela:
«Nuestras pelis son malas, no hay escuela
de calidad, no venden». Qué alucine
que sea él, ¡Montoro!, el que maquine
y se sume a la vieja cantinela
de que el cine español es la secuela
de la ibérica caspa. Y lo arruïne.
Montoro, el de la voz que pierde aceite
(por lo untuosa lo digo), el que decía
que la cultura es solo diversión,
hete aquí que hoy encuentra su deleite
en vengarse del cine, «A sangre fría»,
mientras financia «La gran evasión».

6 comentarios:

virgi dijo...

Desvergozados al máximo. Su cinismo no tiene parangón...¡qué cruz!

Antonio del Camino dijo...

¿Merece el protagonista
el esfuerzo del artista?

Abrazos,

Miguel Ángel Pacios Ramos dijo...

LAS COSAS, YA NO HAY QUE TOMARLAS DE QUIEN VENGAN.. EN ESTE CASO, NO SON DIGNAS DE ATENCIÓN,,
ME ENCANTA ESE FRASEADO TUYO:
A SANGRE FRÍA
Y LA GRAN EVASIÓN..
DOS TÍTULOS CON MUCHO SIGNIFICADO Y MUY APROPÓSITO, PARA LAS TRAPISONDAS DE ESTOS INDIVIDUOS..
UN ABRAZO, AMIGO MIO..

Alfredo J. Ramos dijo...

¡Muy pesada, Virgi (la cruz de estos chicos, digo), de verdad! Hoy ha vuelto el susodicho a poner otro huevo. En fin... Besillos.

Alfredo J. Ramos dijo...

Pues no lo sé, Antonio. La verdad es que me salió de "un repente": es que parece increíble que en tiempos duros como estos todo un ministro de la Hacienda Pública tire piedras tan gruesas y bastorras contra una industria, raquítica y con los problemas que se quiera, pero capaz aún de dar trabajo a varios miles de personas..., aunque me temo que no ya por mucho tiempo. Gracias por estar ahí.

Alfredo J. Ramos dijo...

Gracias, Miguel. Ya leí y disfruté el último capítulo de tus andanzas de "raparigo". Te dejé allí mi impresión. Que no decaiga. Otro abrazo grande.