martes, 14 de junio de 2011

Borges XXV



El hombre que fue Borges
se le revela en sueños
al lector que ha cerrado,
no los ojos, el libro
de la noche sin fin.


[Anteayer, víspera de san Antonio de Padua, se clausuró la Feria del Libro de Madrid.  Hoy, 14 de junio, se cumplen 25 años de la supuesta muerte en Ginebra de Jorge Luis Borges.  «Mañana… ¿cuándo es mañana?», preguntan una y otra vez los emboscados .]

5 comentarios:

Antonio del Camino dijo...

Conciso y hermoso poema, Alfredo. Y bella fotografía, que le va como anillo al dedo. Y,¡ay!, Amancio Prada y ese "Emboscados", compañeros obligados de viaje por la Ribeira Sacra en mi última visita. ¡Qué bien encaja todo!

Un abrazo.

Antonio del Camino dijo...

Corrijo: veo, con más detenimiento, que no es una fotografía lo que ilustra la entrada, sino una pintura. ¿De quién?

Nuevo abrazo.

Alfredo J. Ramos dijo...

Gracias, Antonio. Sobre el cuadro y su autor, nada puedo decirte. Lo tenía en el disco duro, tomado de la red, me parece que de algún blog, hace ya tiempo, y hoy me acordé de él por las sugerencias borgianas. En su momento no tuve la precaución de anotar la procedencia y ahora, aunque he estado rastreando un buen rato con Google, no he conseguido localizarla. Lo seguiré intentando. Si lo logro, pondré los datos al pie, como procuro hacer siempre. Otro abrazo.

Anónimo dijo...

Genial homenaje al hacedor de versos y orfebre de la palabra en el aniversario de su "muerte". Un abrazo tío.

Carlos Ramos

Alfredo J. Ramos dijo...

Gracias, Carlos, qué generoso... Pero dejemos lo de «genial» para quien de verdad lo merece, JLB. Otro abrazo.