martes, 6 de julio de 2010

El presagio


Ante la inevitable inquietud que recorre la espina dorsal del país entero (salvo excepciones que confirman la regla), es precisamente El País de la víspera, en su versión impresa e.e.p.e.*, página 46 (= 10), el médium que ofrece una pista que parece irrefutable acerca de los que nos va a deparar el futuro, con líneas que si no están del todo escritas ya han empezado a delinearse.

«Lo tengo ante mis ojos, lo estoy viendo », pensó el habitual y descreído consultante de oráculos, y se vino célere y previajero hasta el blog para tramar el juego antes de que el juego, como tantos otros otras veces, se desvaneciera en el aire. Una foto, una sugestión con extrañas connotaciones, un presagio. El principio de realidad acaba por imponerse siempre. Pero todo es realidad.

Y hasta aquí puedes leer, amable y acaso algo perplej@ amig@.


*e.e.p.e = abreviatura redundante que vale por "especie en peligro de extinción" (tarde o temprano, si se exceptúan algunas especies de bacterias, todas lo están).

6 comentarios:

Antonio del Camino dijo...

¿Hablamos de semifinales? ¿El presagio es bueno?

Permaneceremos atentos a la pantalla.

Un abrazo.

Navajo dijo...

Comprendo tu presagio sobrevenido pues, a pesar de su media sonrisa, a Netzer parece que le duele el estómago. Sería un detalle por parte de estos chicos pasar a semifinales y, ya puestos, traerse la copa a casa. A ver si así se remansa el gallinero.
Que haya suerte.

Navajo dijo...

Quise decir "pasar a la final", of course.

Javier Ramos dijo...

Con todos mis respertos pienso que "el gallinero" precisamente gracias al "jurgol" está bastante tranquilo. A ver si se acaba el circo del pueblo y éste despierta.

Alfredo J. Ramos dijo...

Pues sí, Antonio y Navajo, presagio del triunfo en las semifinales, y cumplido. ¿Cómo interpretar, si no, la presencia en la cara del teutón Günter Netzer de los rasgos inequívocos y raciales de El Fary? Nada más verlo, mientras llevaba a cabo mis abluciones matinales del martes, se me "reveló" que una evidencia de tal calibre no podía ser menos que agorería pura. Además, el factor numerológico del diario ofrecía incluso el resultado empírico: página 46 = 4+6 = 10 = 1-0 ¡Pleno al quince! Con pistas así, ¡me río yo del cefalópodo predictor ese...! Y ahora a por los de la Naranja mecánica... ¿Quien considérais que sería el candidato más idóneo para "poseer" el espejo del alma de, por ejemplo, Cruyff?

===========
Javier, panem et circensis, sin duda, pero ¿que sería de nosotros sin un poco de circo de vez en cuando...! Pasará, claro que pasará, aunque son emociones comprensibles.... ¿no te parece?

Abrazos a los tres.

Navajo dijo...

Pues no había caído en el (indudable)parecido del ariete teutón con el ilustre crooner madrileño (de Ventas, por más señas). Y eso me hace recordar con nostalgia aquellas noches procelosas en las que apatrullábamos la ciudad, sorteando hábilmente esas robustas cucarachas de Santa Marca que se hacen fuertes frente al parque de Berlín, como si ya nuestra efímera especie humana hubiera desaparecido y la Tierra fuera suya, lo que sin duda habrá de suceder en un futuro esperemos que lejano.
Mientras tanto, ganemos la Copa y seamos felices en el circo, que cuando el pueblo se despierta y nos ponemos magníficos y responsables, siempre acaba ganando la derecha. Nunc est bibendum.