sábado, 20 de febrero de 2010

Solar


Si fuéramos capaces de reunir
las pistas dispersas a lo largo del día.

Si pudiéramos mantener la atención suficiente
para aprehender el lado imprevisible de cada fragmento
de realidad que cruza a nuestro lado.

Si retuviéramos
en su justa medida
la intensidad de lo que fue sonido
acorde con nuestro corazón
y ya es solo el recuerdo de un eco entre la niebla.

Si alzáramos la vista para sentir
el peso de tanta soledad como nos sale al paso
y nos deja aún más solos.

Si nos fuera posible pronunciar
las palabras en las que hunden sus raíces
las flores del deseo.

Si pudiéramos librar de sus cadenas
y de sus cerrojos
el cuerpo clausurado de la alegría
y los pasadizos de la imaginación
y sus minas secretas.

Si fuéramos capaces de salvar
de la mirada ausente
y de los gestos muertos
la inusitada luz que cada día trae
como un don que no conoce dueño
ni se agota en nosotros.

Si aprendiéramos a amar el bulto de la duda
y a no tenerle miedo
al doble filo de la misericordia.

Si solo en un instante…
Si solo en este instante...

Pero se desvanece
la ingenua comitiva de los heraldos blancos
y el día ya vencido nos refleja
con la mueca asombrada
del que no alcanza
a saber de dónde nacen
ni hacia dónde van
tantos sueños y ardicias
como siguen manando
de una fuente que parece inagotable.

Vivir bajo el inmenso silencio de los astros
y saber que eso es todo y es todo:
otro anhelo irreal y un cuerpo fugitivo.



Imagen superior:
Disco solar integrante de «Espacio México»,
obra de Andrés Casilla y Margarita Cornejo.
Parque Juan Carlos I de Madrid.
Fotografía © SPM, 2009

6 comentarios:

Shandy dijo...

Somos seres limitados y condicionados,y bien que lo expresa en en esas condicionales, Si pudieramos... Nunca alcanzaremos, pero al menos podemos expresar, aprehender mínimamente con la palabra lo que nos desconsuela, reflexionar sobre ello, tomar conciencia.
Estos versos tuyos me recuerdan a poemas de Marzal "El combate por la luz" Y "Consolación y desconsuelo"
Un abrazo

Alfredo J. Ramos dijo...

Gracias, Shandy. Tomar (incluso "tener" sería apropiado, aunque la frase suena a añeja moralidad) conciencia, darse cuenta, de eso se trata. Grandes poemas los de Marzal, eres muy generosa en las evocaciones. Outra aperta.

cristal dijo...

Magnífico poema, Alfredo.
Hace pensar,
anima a imaginar,
conmueve...

Un abrazo fuerte.

Alfredo J. Ramos dijo...

Gracias, Cristal, siempre tan atenta. Un beso.

Juan Manuel Macías dijo...

Estupendo poema, buen pulso y gran imaginería. Un placer. Un saludo.

Alfredo J. Ramos dijo...

Gracias, Juan Manuel, bienvenido a la Posada. Nos seguimos leyendo.