domingo, 18 de junio de 2017

Callejero

El 24 de abril de 2013 publiqué este post. Por mera casualidad, hace unos días pude saber a qué respondía la iniciativa de tan original callejero. Lo explico al final.








Casi al mismo tiempo que el Ayuntamiento de Madrid se disponía a dedicar una calle de la ciudad, todavía sin localizar, a Margaret Thatcher, algunas esquinas del barrio de Prosperidad, en torno a la calle Clara del Rey, aparecieron rotuladas con los nombres que muestran las fotos, realizadas en la noche del pasado día 22 (abril de 2013). Un día después (es decir, anoche, día 23)  ya no estaban. No me consta que entre ambos hechos exista alguna relación. Tampoco he podido averiguar la intención práctica, si alguna había, de esta «intervención poética urbana». Si no fuera por las imágenes, diría que todo fue fruto de un paseo envuelto en ensoñaciones, siguiendo el rumbo que suelo negociar con Pancho, no siempre sin disputa. Pero aquí están las pruebas.
Fotos © AJR, 2013

Pues bien, algunos años más tarde, he podido averiguar que se trataba de un homenaje al escritor Medardo Fraile, tal como lo cuenta la Wikipedia al final de la entrada dedicada al escritor:
«El 21 de abril de 2013, un mes y medio después [de] su fallecimiento, en un acto simbólico en el barrio madrileño de Prosperidad, se rebautizaron varias calles con títulos de sus cuentos así como una plaza con su nombre, por iniciativa del colectivo de orientación surrealista "La llave de los campos", del cual Fraile era miembro honorífico, con el título de 'Ministro de los barcos a la deriva».
Alguno de esos rótulos, junto con el nombre de la plaza, aún permanecen. Y celebro haber podio descifrar al final su enigma y entender su sentido. La gran diferencia es que Pancho ya no está. 


Entrada rescatada de los arcones de La Posada.
Primera publicación: 24/4/13 a las 20:00 horas.

2 comentarios:

virgi dijo...

Menos mal que aún queda creatividad para luchar contra tanto bandidaje.
Besitos

Alfredo J. Ramos dijo...

Ojalá nos sirva, la creatividad, para sacarnos de la que está cayendo. Más besos.