lunes, 17 de diciembre de 2012

Publicidad.es


La cosa está tan chunga que hay que recurrir a la publicidad para tomar un poco de aliento. Bueno, a la publicidad y a la poesía. Y al cine. Y al amor. Y a los amigos. Y a los niños. Y, siempre, al humor. Pero hoy toca publicidad. He aquí algunas muestras de esas campañas que nos estarán intentando vender lo que sea, desde embutidos hasta ingenuidad, nostalgia e incluso bobaliconería, pero lo cierto es que le ponen a uno de buen humor. Al menos, de momento.








2 comentarios:

Antonio del Camino dijo...

Excelentes muestras. Y apoyo la moción en cuanto a que no nos falten todas esas cosas que apuntas.

Abrazos.

Alfredo J. Ramos dijo...

Gracias, Antonio Que no nos falten.