jueves, 5 de julio de 2012

Bosón zen



El vacío no es la nada. 
La nada no es el vacío.
Es el vacío la no nada.
No la nada es el vacío.
No es el vacío la nada.
La nada es el no vacío.

A partir del título de un artículo de Álvaro de Rújula en El País.

4 comentarios:

Antonio del Camino dijo...

Nada y vacío.
Los dados, mientras ruedan,
mueven el cosmos.

Un abrazo.

Alfredo J. Ramos dijo...

Vacío y nada.
Quien va sin equipaje
nunca se hunde.


(Y muchas gracias
por darle al dado un soplo
de aire oriental.)

Fernando Ramos dijo...

Enhorabuena, don Al-Frodo Bosón ;-)

Alfredo J. Ramos dijo...

Gracias, don Fer-(ze)n-ando. Por cierto, ¿cuándo zen-amos? (y disculpas por la tardanza en la respuesta).