jueves, 22 de diciembre de 2011

Nos ha tocado el gordo...



Mientras iban saliendo en la llamada Fábrica de los Sueños las bolitas azarosas de la suerte, en la Posada nos estaba tocando el Gordo... por excelencia: el gran Fats Domino, cuya alegría rítmica y poderosa es la excusa perfecta para desear a todos los visitantes de este rincón unas fiestas felices.

Junto al ventanal del fondo, no lejos de la chimenea de la sala del piano, hay un calendario de 2012 que en su primera página lleva inscrita esta conseja: «Nunca se vio noche que no fuera seguida de un amanecer».

Mis mejores deseos.

2 comentarios:

moderrunner dijo...



fresa y chocolate:
dulce y algo ácido
dulce y algo amargo

Que no nos falte

Fats y su chaqueta lo dicen.

Un abrazo ;-)

Alfredo J. Ramos dijo...

Que nos nos falten, Moder. ¡Felices días! Y otro abrazo grande.