miércoles, 4 de agosto de 2010

Chapuzón

Pasen y vean, merece la pena.
Primero vienen los alegres batracios, con sus juegos audaces junto al agua.
Después llegan los cisnes, dibujados con la gracia de un equilibrio en verdad prodigioso.
Los pasos finales llegan a poner en tela de juicio la ley de la gravedad.

Un chapuzón sin duda circense
pero quizás por eso mismo aún más refrescante.

(Es aconsejable cliquear sobre el vídeo y verlo en pantalla completa.)


3 comentarios:

Antonio del Camino dijo...

Qué manera de interpretar "La charca de los patos", tal como decía el ya lejano chiste. Conocía la parte última pero no la entrada de las ranas. No cabe duda de que veraniego a tope.

Gracias por compartirlo.

Un abrazo.

Luisa Arellano dijo...

Ya lo conocía, Alfredo, pero he vuelto a verlo con los ojos y la boca "ehpampanaos" Es asombroso.

Gracias por traerlo.

Besos

Alfredo J. Ramos dijo...

Gracias a los dos por vuestra visita. Y disculpas por la tardanza en acusar recibo. Un abrazo.