viernes, 4 de junio de 2010

Manchas nombradas*

A modo de salvavidas de una tarea algo incierta
surgieron estas variaciones, mínimas e improvisadas,
como para hacerse cargo.



En un lugar de La Mancha, tal vez en dos, aún pueden verse espejismos.

En un lugar de La Mancha, nunca en el mismo.

En un lugar de La Mancha, pero no en éste.
***

En un lugar de la mancha las erratas proliferaban como verdaderos roedores.

En un lugar de la mancha, aunque apenas si.

En un lugar de la mancha, ya casi tapada por el cian, se vislumbra la silueta de un yelmo.

En un lugar de la mancha una avanzadilla de osados agentes limpiadores había conseguido abrir una brecha de casi dos milímetros que anunciaba la completa caída de la fortaleza en manos de las nítidas fuerzas del orden.

Benjamín Palencia, La Era.


En un lugar de la mancha, por do más pecado había…

.

En un lugar de la mancha la grulla más valiente ocupa el vértice.

.

.

En un lugar de La mancha, vos, el llamado Borges, comenzás a corrernos.

.

.

.

En un lugar de la Mancha

de cuyo nombre no quiero

acordarme...

(Romance anónimo e inacabado)

.

.

.

.

En un lugar… sin duda alguna. Vale.

(Quijote bonsái, acaso jíbaro)




Fotografías: Paisaje de los Montes de Toledo (arriba) y Camino Peña del Rayo (sobre estas líneas), cerca de Casalgordo (Toledo). © AJR, 2010

*Manchas nombradas es el título de un libro de José Miguel Ullán publicado en 1984.

7 comentarios:

Antonio del Camino dijo...

Juguetonas y jugosas estas Manchas. Incluso más allá de donde la imaginación alcanza.

Un abrazo manchoso

Navajo dijo...

Y también ten presente, querido amigo, que otra mancha es posible, como dirían los altermundialistas. Abrazos.

Alfredo J. Ramos dijo...

Gracias, Antonio, Navajo: de mancha en mancha... así andamos. Abrazos.

Isabel dijo...

Curioso, todo lo que cabe en un lugar...

vocal dijo...

Me gusta esta mancha tan ancha que no mancha y engancha (qué facilón me ha salido)

El cuadrito de Benjamín Palencia es pura delicia... también.

Alfredo J. Ramos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alfredo J. Ramos dijo...

Gracias, Isabel.

Vocal, gracias, y sigámosle el rastro al ripio:

Vayamos de mancha en mancha
mientras no se acabe el rancho,
pues, como dijo el buen Sancho,
to lo que no mata... ensancha.