miércoles, 5 de mayo de 2010

Majaderos y felones



Es en las situaciones complicadas donde mejor se ve la condición de las personas, políticos incluidos.


A juzgar por las apariencias y por las presencias reales, se diría que la gente sensata ha desertado de la normalidad o se ha retirado a un segundo plano invisible, y el centro del Patio (también llamado Aquí, Este País o incluso Patria) ha quedado a merced de solo dos especies de ciudadanos, súbditos en el fondo cada cual de su ceguera propia.

Por un lado están los majaderos, bobos espesos que, incapaces de aprender de sus errores, los reiteran una y otra vez y otra vez y aún otra, confiando mostrencos en que de ese modo pueda llegar a borrarse la realidad.


Por otro lado (que también puede ser el mismo), los felones, aunque disimulantes, no pueden dejar de evidenciar que su pericia básica es el ventajismo, y su lema, ya viejo y aburrido como la traición, se resume en el consabido y reptante «cuanto peor mejor».


Y así estamos, entre majaderos y felones, esperando que llegue el apocalipsis, a ver cuál de las dos calañas (poco que ver con lo que dijera Machado) nos hiela antes la sangre.

«Pero qué leches --dice el Invitado--, ¿es que aquí nadie va a tener un poco de cordura?»




Imagen
Max Ernst, The Barbarians (1937) Jacques and Natasha Gelman Collection.

© 2010 Artists Rights Society (ARS), Nueva York / ADAGP, París.

Fuente
Heilbrunn Timeline of Art History. New York: The Metropolitan Museum of Art.

12 comentarios:

Navajo dijo...

Tómelo con calma, don Alfredo, o combátalo con un buen trago de agua de fuego, preferiblemente de 12 o, incluso, de 25 años. Piense que, mientras los bancos tengan beneficios, los milicos hagan carrera en otras latitudes, los obispos cobren sus diezmos y los patriotas conserven bien escriturado el terruño, podremos dormir tranquilos cada noche. Que no es poco.

Antonio del Camino dijo...

Sabias palabras las suyas, posadero. Y sabias, también, las del piel roja. Y, mientras tanto, pasa la vida...

Un abrazo.

Luisa Arellano dijo...

De acuerdo contigo en esas dos especies predominantes, pero temo que está aumentando, por culpa y a la sombra de las anteriores, a pasos agigantados una tercera de la que también hay que ponerse a salvo para no contagiarse... los mendrugos.

Por lo visto su expansión es virulenta a más no poder y vacuna, lo que se dice vacuna... p'a mí que no hay.

Gracias, Alfredo.

Alfredo J. Ramos dijo...

Pues le voy a hacer caso, Navajo, y me tomaré a su salud, y a la de la afición en general, un Bushmill que aún debe de quedarme del viaje a Irlanda. A ver si se me pasa el mosqueo.

Alfredo J. Ramos dijo...

Mas que sabias, Antonio, monosabias: que es que no hace uno más que tratar de conjurar los cansancios y rutinas reiteradas del ruedo ibérico éste, siempre tan presto a dar la misma vuelta. Gracias por la visita.

Alfredo J. Ramos dijo...

Gracias a ti, Luisa. Y en efecto los mendrugos también proliferan, aunque me parece que el majadero ya es mendrugo per se. Y el felón, en el fondo, está en ello. Un abrazo.

Ventana indiscreta dijo...

'Cordura' lleva por título un gran poemario de un gran poeta/traductor y memorialista. Antonio Martínez Sarrión.

Hay un poema que no quiero dejar pasar como postura ante la vida, ante los majaderos y ante los felones.


Variaciones sobre el "Hastío" de IBN AL-MU'TAZZ(Siglo X d.C.)


No pretendáis forzar con fiestas
mi decidida, sobria reclusión.
Nada en el hoy -salvo la memoria,
que aborrezco-permanece de ayer.
No interrogadme a mí.
A mis años, acaso, y en voz queda.

Cumplidos los sesenta vallé el campo.


una postura inteligente, a mi juicio.

Alfredo J. Ramos dijo...

Gracias, Ventana, por traer la voz ya tan sabia como hermosa del "Moderno", grandísimo poeta y muy buena gente, propenso aunque no lo parezca al alborozo. Y qué riqueza la palabra "cordura", que dice razón y corazón, inteligencia y sentimiento: no creo que haya mejor remedio para ver de aguantar el tirón (aunque no siempre sea fácil ejercerla). Muy oportuna y enriquecedora tu propuesta. Un abrazo.

cristal00k dijo...

Esteee, pues a ver si hay patodos del Bushmill irlandés, que anda la cosa mu achuchá Sr. Posadero.
Y lo peor es que ya ná de ná nos hiela la sangre amigo.
Ainsss

Alfredo J. Ramos dijo...

Eso está feito, Cristaliña, vai pondo as cuncas (ou mellor, vasos longos, non?) que eu poño o alpiste. E festa rachada!! Graciñas polo humor.

Shandy dijo...

Jaja, qué bien definen esos dos adjetivos! tomo nota. Y pra non perder a Cordura apúntome a proposta de Cristal, pousadeiro pra min un viño da súa bodega, que o W irlandés non mo recoñocen os metabolitos, e mentres brindamos que Ventana nos lea a Martínez Sarrión: un poco de cuerda locura!

Alfredo J. Ramos dijo...

Será logo un Amandi dos socalcos silenses da Ribeira Sacra, seguro que o coñeces ben, non sí? Bicos.