lunes, 26 de abril de 2010

Las Coplas se visten de Prada

Por la página de Amancio Prada me entero de que está a punto de llegar a las librerías (30 de abril) el último proyecto del artista berciano: una grabación de las Coplas de Jorge Manrique presentada en un libro-cedé que incluye ilustraciones de Juan Carlos Mestre y el texto de las cuarenta estrofas manriqueñas caligrafiado por Pablo González.

Por lo oído y visto a través de la muestra que se incluye en la página, la nueva entrega posee la reiterada calidad y claridad de los trabajos de Prada, subrayado en esta ocasión por una marcada y hasta florida querencia flamenca.

Si este nuevo paso por los caminos de la fusión en principio pudiera parecer extraño a cierto tono hondamente castellano e incluso mesetario del poema, no es menos cierto que tiene, de entrada, el valor de una personal e incluso arriesgada “lectura” que invita a ser escuchada con mucha atención. Y con el deseo de que podamos encontrarnos, ojalá, ante un suceso similar al del Cántico espiritual, ese hito aún no sobrepasado en el territorio de las versiones musicales de grandes poemas de nuestra lengua.

8 comentarios:

Antonio del Camino dijo...

Pues habrá que estar al tanto. La verdad es que desde aquel oratorio, "Emboscados", no he vuelto a este interesante músico y poeta. (Y ha llovido desde entonces).

Un abrazo.

moderrunner dijo...

Buenas provisiones son, tomo nota;

-y decir que cuando se grabó De Granada a la luna, Lorca conmemorado, en ese disco "Canción de la mariposa" fue el hallazgo,el escalofrío, lo inaudito, fue, es y será.

Amancio es una joya.

Un abrazo

Alfredo J. Ramos dijo...

Gracias, Antonio y Moder. Quizás merezca la pena volver sobre el asunto. Abrazos a ambos.

cristal dijo...

Me gusta mucho Amancio Prada. Tuve el placer de verle y escucharle en una noche inusualmente cálida en Celanova (Orense)

He seguido durante muchos años su trayectoria, pero últimamente le había perdido la pista.

Gracias por ponerme al día de las novedades de este espléndido y no demasiado valorado por desgracia cantautor.

Un abrazo, Alfredo.

Alfredo J. Ramos dijo...

Pues te alabo el gusto, Cristal, que comparto. También recuerdo un concierto estival en tierras gallegas (en Santo Estevo), precisamente con el oratorio «Emboscados», que cita Antonio más arriba. Y siempre que puedo no me pierdo sus citas en el Círculo de Bellas Artes. Este libro-disco promete.

Tempero dijo...

Amancio Prada ya ha colaborado en el flamenco algunes veces. Y es cierto que es impecable en la elaboración de sus discos sin dejar de mencionar la amplitud poética, sobre todo gallega, de su música.

http://tempero-koroneiki.blogspot.com/2009/11/castano-incipiente-tratando-de-hacerse.html

En este enlace incorporé parte de ese Cántico Espiritual.

Pinchando aquí se escuchará la 'Danza de los gitanos'

Feliz reencuentro con Amancio sin olvidar al gran poeta Mestre y su gran trabajo Antífona de otoño en el valle del Bierzo.

Elías dijo...

Amancio prada es un grande. Y Juan Carlos Mestre, otro. Ambos han colaborado en varias ocasiones con magníficos y estremecedores resultados.
Yo tengo la suerte de haber coicidido con ellos en varias ocasiones y siempre en una experiencia enriquecedora.
Y sobre "Emboscados", deciros que existe un libro publicado por la Fundación Juan Román Jiménez, ilustrado por Mestre que es una maravilla.
Ya estoy deseando tener en la manos y escuchar esas "Coplas..."

Un saludo.

Alfredo J. Ramos dijo...

Gracias Manuel, buenos enlaces. La versión pradiana del Cántico es un "lugar para quedarse a vivir". Y es verdad Amancio Prada ya había dado pasos anteriores por la vía del flamenco, ese que enlazas (con la voz plena de Paco Rabal al principio y la guitarra luminosa de Enrique del Melchor) es poderoso (suena mientras escribo estas líneas). De hecho, también en Emboscados la voz de Clara Montes acentuaba los rasgos mediterráneos de un poema (en este caso, composición del propio Amancio Prada) que quizás pudiera definirse más bien como atlántico o, al menos, del "país de la niebla", sin duda acorde con esa olla prodigiosa y templaria que es El Bierzo, antigua (¿antigua?) provincia gallega y patria común, como es sabido, de Prada y Mestre.

==========
Así es, en efecto, Elías (¡bienvenido a la Posada!), dos grandes, como bien dices, y además paisanos y bien avenidos. Amancio Prada es único, le debemos emociones que no se acaban nunca; y es uno de los más fecundos cruces de caminos entre las culturas peninsulares. Juan Carlos Mestre lo tiene muy fácil: ten en cuenta que, como seguro que ya sabes, ha nacido junto a la Calle del Agua, y eso imprime carácter. Es un tipo estupendo, además de un creador total (quiero decir que vive entregado a muy diversas formas de creación). Vi, leí y disfruté la reciente felicitación que le dedicaste en un envite de la Taba.

Un abrazo a ambos.