martes, 16 de marzo de 2010

Tres en raya



A/ Oleaje


En decasílabos de once sílabas
y hasta de nueve --raro compás--,
viene su ritmo el mar ensayando,
besa la playa y luego se va.
Y luego vuelve, marea indómita
de espuma blanca, caballo gris,
crines altivas que el sol corona
con los reflejos de una canción.
Las caracolas son eremitas
del fondo oscuro, suenan así,
lánguidas, húmedas, lujuriosísimas,
mientras la noche baja el telón.



B/ Amo idioma
(apache chapa)

Líder reconocer redil.
Redil reconocer líder.
Somos o no somos.
La ruta natural
nos la sometemos al son.



C/Analógico*

Reloj poético:
siempre que da la hora
dice «¡hai-kú!»


*Debo a Manolotel el título correcto de este haiku (俳句), inicialmente llamado «Digital».


Fotografía
«Tres en raya» © Paco Martínez (febrero 09)



14 comentarios:

Francisco J. Ramos dijo...

Pues no estoy tan dormido como para no pasarme por la posada y ,antes de acostarme, dejarme engatusar por el juego mágico de éstos "tres en raya".
Me quedo con el palíndromo, ya sabes, a los de ciencias estos juegos nos van más.

Un beso

Navajo dijo...

“Nos la sometemos al son”, qué agudo capicúa lleno de interrogaciones; pero casi prefiero el juguetón poema, más canto que verso, casi naíf, con ese mar bullicioso que “besa la playa y luego se va”. El reloj a lo mejor te lo pido para mi próximo viaje.

Antonio del Camino dijo...

El verso incorporado, aclara y enriquece.

Un abrazo.

elgatoquemuge dijo...

La casualidad existe. Y las conexiones neurogenéticas también. Increíble. Esta misma mañana me encontraba realizando una pieza de maketing directo para un cliente que ha de comunicar que lidera su sector y propuse un juego visual en el que, girando una hoja se veía como bajo el titular "Redil" la última oveja del rebaño pasaba a ser la primera, y la leyenda inversa ser convertía en Líder. Dos horas después me detengo en la posada y me pregunto: ¿los dioses juegan a los ramos?

elgatoquemuge dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Francisco J. Ramos dijo...

¡¡¡genial gatito genial!!!

Alfredo J. Ramos dijo...

Gracias, Javier; pues ahí va otro (palíndromo digo) a propósito(y que también vale para raro felino):
«ES RAMOS AL ASOMARSE» (su autor: el gran Juan Filloy).

Alfredo J. Ramos dijo...

Amigo Navajo, cuenta con ese artilugio, aunque tendrás que pensar en el alpiste para el cuco, que estas aves, y más si son de procedencia oriental, son muy pero que muy exigentes. A ver si la semana que viene encontramos un hueco.

Alfredo J. Ramos dijo...

Gracias, Antonio. Con los palíndromos nunca se sabe: cuando menos te lo piensas se dan la vuelta como raros acróbatas.

Alfredo J. Ramos dijo...

Eso que dices, Gato rumiante, seguro que tiene que ver con cierta energía telepática que, en efecto, puede circular por caminos condicionados por ciertas predisposiciones biológicas (depende del gurú que consultes, je je). La verdad es que no es tan infrecuente como pudiera parecer, aunque siempre resulta sorprendente. A mí, copiando a Paul Auster, me gusta llamarlo "la música del azar". Creo que lo que Jung llama "sincronicidades" tiene algo que ver. Suerte con esa campaña.

Ventana indiscreta dijo...

Siendo más en raya, la fotografía de Paco Martínez me recuerda a esta mía titulada 'ALADA'

Oleaje para mí es un poema que recurre a su propio movimiento, a su propio sonido para ser cormorán, léase reposo. Es bellísimo.

El segundo en liza es puro trabajo, puro acierto para reconocer el carácter borrego de un pueblo donde el idioma se trivializa en exceso y donde decir palíndromo es como comer arroz en un convento y donde los abades ni existen.

Y respecto al haiku te diría lo que dicen los gallos en cuatro sílabas como si fueran cinco:

ki ki ri ki

Alfredo J. Ramos dijo...

Gracias, Sofía. Eres muy generosa (¡y haces honor a tu nombre! -:)) Es verdad que ambas fotos están, si no en la raya, sí en la misma línea. Más "alada" la tuya, claro. Y los gallos sin duda conocen bien la métrica: como sugieres, sus cuatro sílabas (gramaticales) son cinco (métricas). No tardo en darme una detenida vuelta por tu Rear Window.

manolotel dijo...

Me gusta ese primer poema cuyos perfectos hemistiquios de ida y vuelta ritmica traducimos sin esfuerzo y de una manera natural en el latido sincronizado de las olas.

El poema palindrómico, un poco forzado, como todos los que lo hemos intentado ( http://deloscaminosandados.blogspot.com/2008_07_01_archive.html) pero con su poquito de enjundia, me recuerda que hace poco encontré un relato de Francisco Guzmán Burgos que me llamó la atención. Supomgo que ya lo conocerás porque sé cuanto te encantan los palíndromos, pero por si acaso te dejo el enlace http://www.anomalia.org/perspectivas/cl/nombre_dios.htm

La verdad es que esto de los juegos de palabras es muy entretenido para el que le guste, pero hay que andar listo, si no te quedas colgado. En mi caso, más que listo, soy terco: Me costó un montón averiguar que la célebre frase del Microsoft: "El veloz murciélago hindú comía feliz cardillo y kiwi" era realmente un pangrama al que le faltaba la "ñ".

Y respecto al Digital me parece una delicia de miniatura, sentido y... sonido (yo incluso le hubiera puesto analógico, porque los primeros digitales, sanyo y demás, no sonaban) :-)

Un abrazo fuerte, amigo

Alfredo J. Ramos dijo...

Gracias, Manolotel, muy interesantes y provechosos tus comentarios y enlaces. Me convence lo que dices de que el "digital" es realmente "analógico", tanto que he decidido cambiarle el título. Lo de "digital", en mi intención primera, iba al hilo de su sentido literal, por lo de "dedo", como velada alusión al conteo de sílabas; pero analógico es, no sólo más correcto, sino más claro y rico. Gracias dobles por "cerrar" el juego con esta apertura del sentido. Yo creo que hasta el animal condenado a cantar en el poemilla (sea un "cuco" o incluso el "gallo" que Ventana asomaba a la suya) se sentirá más cómodo. Otro gran abrazo para ti.