martes, 31 de marzo de 2009

Colgando el cartel de bienvenida

Tras algunos intentos y muchas cautelas,
abro las puertas de esta posada
idealmente encaramada sobre el prodigioso Mar del Norte.
En ella podrán encontrar acogida y estancia
los viajeros perdidos
por esos campos de dios y del diablo.
Cordialidad y charla,
algo de poesía y otras músicas,
impresiones más o menos fugaces
sobre esto y aquello...
es lo que ofrezco.
Y un paisaje de leyenda.


¡Bienvenidos!
Benvidos!
Bienvenues!
Welcome!

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Pasaba por acá y entré. Seguro que volveré.

Luis S. V.

Anónimo dijo...

Eh, oiga, que le ha copiado el título a la Meyer, vaya morro...

Andrés

Lily dijo...

Me dijo un pajarito que una vez fue poesia.com su lugar de paso. También yo...pero no estoy segura bajo que "nick" entraba.

Yo soy Lilyverse...y estoy casi segura de que también fue usted uno de mis maeztros...

Lily

Laura Gómez Recas dijo...

Antonio del Camino me ha guíado hasta aquí. Y me he permitido el lujo de entrar en tu posada, que ya veo que tiene un buen guardián (todo un carácter). Como me encuentro cómoda y me apasionan los "paisajes de leyenda", aunque ahora me aleje, volveré a entrar.
Hay "una habitación vacía" que me ha gustado en demasía como para no intentar el regreso.

Bienvenido al curioso mundo de los blogs. Te dejo un abrazo y, ¿por qué no?, un beso.

Laura

mabel casas dijo...

buena bienvenida
invita a volver

por eso de tus versos
"los viajeros perdidos
por esos campos de dios y del diablo"

volveré

Alfredo J. Ramos dijo...

Gracias, Luis, Andrés (¿Meyer?), Laura (¡nunca sobran los besos!) y Mabel (vuelve cuando quieras: por los versos o por los reversos, que siempre serás bienvenida). El posadero abrió el lugar y se fue de vacaciones. ¡A quién se le ocurre! No tuve en cuenta que la amistad y el buen hacer de Antonio del Camino iba a hacer, una vez más, honor a su nombre (gracias, amigo). Pero ya estoy de vuelta y con ganas de seguir platicando..., a poco que el tiempo laborable deje el hueco propicio.

A.